#GobiernoEspía

#GobiernoEspía

Es evidente que la actual administración federal, se preocupa y ocupa más por espiar a todos aquellos que ejercen la libertad de expresión e informan a los mexicanos de la ineptitud de sus gobernantes o luchan día a día por mejor la precaria situación de otros.

Este nuevo escándalo y descalabro peñista destapa una práctica sabida por las redes del poder, confirmando que las prioridades de los gobernantes y gobernados no es las mismas.

Justicia, seguridad, libertad y oportunidad son machadas por la corrupción, el crimen organizado, el nepotismo, el fraude y la impunidad, características naturales del gobierno actual.

Los recursos gastados para espiar las voces de periodistas, abogados y activistas, es absurdamente grosera en un país con fuertes problemas de corrupción, desigualdad y pobreza.

La crisis actual de quienes gobiernan este país, presidente y gabinete, es latente; así como, el temor real de la intervención directa de la sociedad civil que ha sido callada por el aparato estatal, década tras década.

Foto: @hagodibujitosmx

Esta entrada fue publicada en El Observador. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *